Testimonio

Conoce el testimonio de Rosa, la artesanía es su profesión

KURMI, es una palabra que proviene de los Aimara, un pueblo de América del sur donde su población se encuentra en países como Perú o Bolivia. Esta significa arcoíris, un significado muy especial para mujeres artesanas como Rosa.

Ella vive en la isla del Sol situada en el lago Titicaca. Su única fuente de ingresos son las artesanías. Para su población terminar los estudios no es fácil, debido a su situación de pobreza, que es aún más compleja entre las niñas.

Este trabajo no consigue que salgan de la pobreza ya que no saben cómo se calculan los costes y el precio de venta de sus productos. A causa de esto, comercializar sus artículos no es nada fácil.

Rosa, junto con 700 artesanas del lago Titicaca, participa en el proyecto que iniciamos desde CODESPA en el que se forman en temas administrativos y diversifican las artesanías que tejen. Las artesanas que viven en Bolivia han creado la marca llamada KURMI, donde tejen nuevos productos, pero incluyen sus tradiciones y cultura en los diseños.

Gracias a esto, Rosa está consiguiendo salir de la pobreza. Una profesión que le está ayudando a evitar que sus propios hijos se vean obligados a abandonar los estudios.

Conoce más sobre el proyecto

Conoce más sobre nuestros proyectos en: www.codespa.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies